VOLVER AL BLOG Cultura

Las ruinas de Pisac

Lectura : 9 min marzo 9 2022

¿Qué puedes hacer en Pisac? Cuando viajas a Cusco uno de las experiencias que no te puedes perder, es la de visitar el Valle Sagrado de los Incas con toda su magia, belleza y misticismo. Visitar el Valle es pasar por todas las comunidades que lo conforman, pero si lo haces todo en un día, seguro te vas a quedar con ganas de conocer un poco más a fondo cada lugar. Así que te recomendamos empezar por el principio.

Pisac es uno de los pueblos del Valle y lo más llamativo de este lugar suelen ser las ruinas y el mercado, pero este bello pueblo tiene mucho más para ofrecer. ¿Quieres visitar Pisac y saber todo lo que puedes hacer ahí?. Toma lápiz y papel y prepárate para planificar una aventura inolvidable.

Tu seguridad primero: 

Seguimos cuidándonos y cuidándote, por eso te recordamos que es obligatorio llevar puesta una mascarilla siempre que estés en un espacio público. Debes usar una mascarilla KN-95 o una mascarilla quirúrgica de 3 pliegues más una mascarilla de tela. Debes utilizar tu protector facial y llevar tu documento de identidad, presentar tu certificado de vacunación con las dosis completas. Para mayor información puedes visitar nuestra página de Protocolos de Bioseguridad. Lleva siempre una o más mascarillas de repuesto, en caso la tuya sufra algún desperfecto inesperado. Te recomendamos llevar gorra y protector solar. 

¿Qué es Pisac y dónde está ubicado?

Pisac es un distrito de la provincia de Calca, ubicado a 30 kilómetros de la ciudad de Cusco y a 2950 metros sobre el nivel del mar. El pueblo de Pisac lleva el mismo nombre del distrito donde está ubicado y contiene entre sus tesoros, un complejo arqueológico de gran tamaño e importancia. El pueblo de Pisac pertenece a lo que conocemos como el Valle Sagrado de los Incas, junto con Urubamba, Calca, Yucay y Ollantaytambo. Este valle maravilloso está resguardado por imponentes montañas y es alimentado por el Río Urubamba, quienes acompañan las historias, mitos y leyendas del pueblo andino.

¿Qué significa Pisac?

El nombre de este pueblo está relacionado a la espiritualidad, al mundo místico y a la magia del mundo andino, aunque también tiene un significado más concreto. Pisac o Pisaq quiere decir perdiz, y se dice que el pueblo lleva ese nombre por su forma parecida a la de este animalito.  

¿Cómo llegar a Pisac desde Cusco?

La distancia entre la ciudad de Cusco y el pueblo de Pisac es de unos 30 kilómetros, unos 50 minutos de viaje en auto. Es un camino serpenteante,  rodeado de árboles y hermoso paisaje. La ruta empieza saliendo del Centro Histórico de la ciudad de Cusco subiendo por Sacsayhuaman, pasando por Quenqo, para luego seguir el camino perfectamente señalizado. La vista del Valle es simplemente impresionante. 

Puedes ir en un tour, en bus, en taxi o en una auto particular. Todas las opciones te llevarán a este bello pueblo lleno de tradición.

¿Qué puedes hacer una vez que estés en Pisac?

Pisac tiene una gran cantidad de atractivos para ofrecerle a los viajeros, turistas y visitantes. Todo depende del tipo de experiencia que quieras tener. Por ejemplo, están las imponentes ruinas y para conocerlas de verdad, deberás hacer una caminata larga y muy exigente físicamente. Puedes también pasear por el mercado y descubrir artesanías, comida e ingredientes típicos, música, colores, etc. También puedes pasear por el pueblo, conversar con la gente local, comer muy rico, visitar el jardín botánico o probar un vaso de refrescante chicha de Quinua. Tú decides el viaje que quieres hacer.

Las Ruinas de Pisac

Las ruinas de Pisac

Pisac fue construido en el siglo XV bajo el mando del Inca Pachacutec a una altura de 3300 metros sobre el nivel del mar, mientras el Imperio Incaico crecía a pasos agigantados. Pero con la llegada de los españoles Pisac fue invadido y sus pobladores huyeron tratando de salvar sus vidas. A partir de la invasión, las construcciones en el pueblo andino fueron dañadas de manera irreparable y el tiempo hizo lo demás.  A pesar de esto, el complejo arqueológico de Pisac sigue siendo una maravilla arquitectónica y un ejemplo de ingeniería que evidencia el manejo de los materiales y los espacios de los antiguos peruanos. Según los historiadores, Pisac fue creado para proteger  la Ciudad Imperial de posibles ataques enemigos. Y si tomas una mapa, podrás ver que la ubicación de Pisac, Cusco y Piquillacta forman un triángulo casi perfecto.

Si quieres conocerlo, no te puedes perder nuestra aventura en: The Full Experience, tour de mediodía por las ruinas de Pisac.

¿Qué es el Intihuatana?

Es el Templo del Sol de Pisac, un lugar donde los antiguos habitantes andinos estudiaban el comportamiento del sol y las estrellas. Hoy el Intihuatana sigue siendo un mirador astronómico y aunque queda poco de la estructura original, sigue siendo tan majestuoso como debió ser en sus orígenes.

Andenes y Torres:

En el complejo arqueológico de Pisac se pueden ver claramente unas construcciones de piedra escalonadas a manera de andenes, los mismos que servían para la siembra y el cultivo. Se construyeron también canales de riego y alrededor de 20 torres que hasta hoy resguardan la ciudad y guardan los secretos de lo que sucedió en el pasado.

La Plaza de Armas de Pisac

Si vas a Pisac tienes que pasear por la Plaza de Armas. Es una plaza pequeña adornada con bellos árboles centenarios y encuadrada por encantadoras calles empedradas de la época colonial. Los domingos y días festivos, la Plaza de Pisac se llena de color y vida, pues es día de mercado.

Escucha la misa en Quechua

Como es costumbre, frente a la Plaza de Pisac, se levanta la hermosa Iglesia colonial de San Pedro Apóstol, una estructura antigua que combina el estilo colonial con el estilo andino todo en perfecto equilibrio.

Cada domingo, en la Iglesia de San Pedro  se celebra una misa muy especial, pues el rito sucede íntegramente en quechua. Si estás en Pisac y quieres vivir una experiencia única, súmate a esta celebración, incluso si no es tu costumbre asistir a misa, pues es un suceso que no podrás vivir en otro lugar del mundo.

La misa se celebra con la colaboración de siete Varayocs, una especie de alcaldes que son autoridades importantes en su localidad. Visten de manera colorida mientras tocan el Pututu que es un instrumento de viento  ancestral, capaz de producir un sonido intenso que viaja entre los cerros del Valle Sagrado. 

El Mercado de Pisac

Las ruinas de Pisac

Es un espectáculo de texturas, colores vibrantes, tradiciones y las artesanías mejor trabajadas. Si quieres encontrar piezas de gran calidad como recuerdo de este viaje, te vas a sorprender con todo lo que el Mercado de Pisac tiene para ofrecerte. Puedes encontrar piezas antiguas hechas de hueso o piedra como pequeñas conopas, también cerámicas, tapetes, chompas, animales de lana, instrumentos tradicionales, zapatos, platos típicos y si tienes mucha suerte, harás amigos locales que tal vez se animen a contarte alguna leyenda del pueblo de Pisac. Pero por si no tienen ganas de contarte una historia, aquí te la contamos nosotros.

Si quieres disfrutar de esta experiencia, te invitamos a nuestro tour de mediodía por el mercado de Pisac.

La leyenda de Inkill Chumpi (faja florida)

Primero que nada debes saber es que Inkill significa algo así como “flor” o “campo florido” o “campo virgen” y que los Chumpis son unas fajas que el pueblo Inca, sometido por los colonizadores, utilizaban para mantener y transmitir sin peligro, sus costumbres e historias  a través de los bordados que hacían en ellas.

Cuenta la leyenda que Inkill era la princesa heredera hija del cacique del pueblo llamado Huayllapuma y debía casarse solo con aquel hombre capaz de construir un puente sobre el río Vilcamayo, hoy Vilcanota o Urubamba. La princesa ya había entregado su corazón a un hombre llamado Asto Rimac, así que pidió a los Apus (las montañas sagradas) que ayudaran a su amado a cumplir tan difícil tarea. Los Apus accedieron con la condición de que ella no mirara en ningún momento el trabajo de Asto Rimac y así lo hizo, hasta que casi al amanecer Inkill no pudo aguantar la curiosidad y volteó solo un poco para ver a su amado. Ante su desobediencia los Apus los convirtieron en piedra y hasta el día de hoy se puede ver a la princesa mirando hacia el río en busca de su amor.

La comunidad

Las ruinas de Pisac

La gente de Pisac es amable,  sonriente y conserva muy bien sus costumbres ancestrales. Sus vestimentas, lengua, música, comida y como constituyen la familia, todo se mantiene muy parecido a tiempos pasados, pero en el últimos años la comunidad ha crecido y ha recibido gran cantidad de personas de la capital y extranjeros que han llegado al Valle Sagrado en busca de una vida tranquila que los conecte con el pasado y con la tierra. Muchas de estas personas han creado grupos que realizan distintas actividades como música, yoga, meditación y si tienes un  poco de tiempo y ganas de conocer la forma en la que aportan a la comunidad de Pisac, seguro encontrarás gente muy interesante.

El hermoso Jardín Botánico:

Entre las callecitas empedradas del pintoresco y tradicional pueblo de Pisac, se esconde un tesoro que guarda secretos de la naturaleza, el Jardín Botánico. Este fue creado por el explorador botánico Felipe Marín Moreno en 1917 y sus puertas fueron abiertas al público gracias a su hijo.

En este jardín mágico se encuentra una gran diversidad de flores y plantas de todo tipo, incluidos unos cactus espectaculares, además de una colección de más de 200 especies de papas nativas. Dentro del jardín Botánico, podrás encontrar un pequeño café donde relajarte y disfrutar de algo delicioso.

Dónde comer cuando estás en Pisac

Vas a encontrar muchos lugares que ofrecen distintos tipos de comida, desde panaderías, pollerías, picanterías y algunos cafés locales. También vas a encontrar algunos restaurantes interesantes por su carta y decoración, donde la fusión de sabores de tradición extranjera e ingredientes locales, crean una fiesta de sensaciones en el paladar.  Entre los más ricos y bien conocidos está el Café de Ulrike, una mujer alemana que llegó hace más de dos décadas a Pisac y decidió quedarse. Su carta tiene varias opciones vegetarianas, pasta y postres muy sabrosos.

Otro local muy conocido es el de Doña Clorinda, quien empezó vendiendo empanaditas y papa rellena en el mercado. Hoy tiene un restaurante con un jardín muy bonito y ofrece platos variados y muy ricos.

En Cuchara de Palo los platos son una fusión de las regiones del Perú hechos a base de ingredientes frescos, locales y orgánicos. El lugar es muy acogedor y si te gustan las flores, disfrutarás mucho del jardín interior.

¿Dónde Alojarse en Pisac?

Todo depende de lo que estés buscando, pero no importa lo que elijas, piensa en tu seguridad antes que en cualquier cosa.

Para elegir tienes que decidir el tipo de hospedaje que estás buscando y seguro encontrarás algo que se ajuste a lo que quieres. Tal vez buscas algo como el Pisac Inn, que ofrece servicio de restaurante y está a solo tres minutos a pie de la Plaza, o El Hospedaje de Colores con una vista muy hermosa y un rico desayuno, o el Allpawasi Pisac Lodge, un hotel cómodo de estilo rústico, con chimenea, habitaciones con balcón o terraza y wifi. El Melissa  Wasi también es una opción cálida y acogedora. Si buscas espacios amplios para la recreación, el Royal Pisac Experience by Xima tiene canchas de frontón, mucho espacio de áreas verdes y una piscina olímpica temperada que vas a amar. Puedes buscar alguna casa en alquiler por días, una experiencia muy bonita sobre todo si viajas con tu familia. Tú decides qué quieres y dónde quedarte. 

El Spa Unicha

Después de un día de largas caminatas y turismo vivencial, relajarse un poco es la mejor opción. Unicha es un pequeño y acogedor spa rústico que se encuentra al aire libre, donde puedes reservar una sesión de masajes con hierbas aromáticas de la zona o disfrutar del sauna calentado con rocas volcánicas. Además puedes sumergirte en el jacuzzi mientras los cerros acompañan tu momento de paz. No existe mejor forma de terminar el día.

Una visita al Museo Comunitario

El Museo ofrece una exposición permanente que se divide en dos partes. La primera muestra el trabajo en cerámica de artesanos locales además de una muestra muy hermosa de los distintos textiles tradicionales de las comunidades de la región.

La otra parte de la exposición se trata de piezas antiguas y hallazgos arqueológicos que datan de tiempos del Imperio, unos 700 a.c. En esta exposición se exhiben telares, cerámicas, algunas piezas en piedra y restos humanos encontrados en la zona arqueológica de Pisac. En el Museo Comunitario encontrarás información sobre la antigua ciudad incaica y una explicación didáctica sobre la cosmovisión andina.

El ingreso al museo es gratuito por lo que no hay excusa para no visitarlo.

Un Divertido Taller de Chocolate

Otra de las cosas que puedes hacer en Pisac es visitar el Chocomuseo.

Si eres fanático del chocolate, sin duda sabes que Perú posee un cacao de primera calidad con el que se produce un chocolate realmente exquisito. Pero si lo que buscas es una experiencia más divertida, puedes participar de los talleres de chocolate, donde podrás conocer la pequeña fábrica artesanal de Pisac, probar el cacao en sus distintas preparaciones y aprender a hacer una barra de chocolate que te llevarás contigo para saborear en el momento que quieras.

Esta actividad es perfecta para hacer con los niños, así que si viajas en familia debes intentarlo.

La Papa, tesoro ancestral

Las ruinas de Pisac

“Parque de la Papa” es el nombre de una Asociación Comunitaria que reúne más de 6 mil habitantes de cinco comunidades de la zona. Esta Asociación tiene como objetivo preservar la biodiversidad de su tierra a partir de varias iniciativas que incluyen actividades de turismo vivencial. Algunas de estas actividades son caminatas a las lagunas Kinsa, Puma y Azul Qocha, descubrimiento de papas nativas y la demostración de técnicas ancestrales de tejido e hilado.

Lo recaudado con estas actividades turísticas se invierte  en las comunidades con la intención de potenciar sus programas internos. Si buscas un viaje que te conecte con la vida del ande y sus tradiciones más antiguas, esta es una de las mejores experiencias que puedes vivir. 

El Museo Inkariy

Este Museo es un viaje por la historia del antiguo Perú. La exposición está dividida en 8 pabellones donde se muestran costumbres, creencias, arte y vestimenta de las culturas Caral, Chavín, Paracas, Mochica, Nazca, Wari, Lambayeque, Chimú e Inca.

El Museo Inkariy está ubicado entre Pisac y Urubamba, por lo que debes ir en auto para llegar con total comodidad.

El maíz blanco gigante de la Hacienda Sarapampa

La Hacienda Sarapampa se esconde entre la belleza del paisaje del Valle Sagrado de los Incas y pertenece a una familia que se dedica al cultivo del maíz blanco gigante desde hace varias generaciones. La familia abrió las puertas de la Hacienda para compartir con los viajeros la importancia del maíz blanco en la historia precolombina.

La Hacienda está ubicada en el camino  a Taray, antes de entrar al pueblo de Pisac.

Cuenta con servicio de restaurante y un espectáculo de baile tradicional Peruano.

Boletos y Tickets

Te recomendamos reservar y comprar los boletos de entrada a los sitios arqueológicos con anticipación para no perder tiempo una vez que hayas llegado a Pisac y puedas  asegurar tu ingreso.

Si ya conociste todo lo que hay que conocer de Pisac, es tiempo de disfrutar de un paseo sin rumbo fijo por las calles empedradas de este pueblo encantador. Toma fotos de sus puertas de madera, cada una más interesante y con más historia que la anterior. Toma fotos del cielo, de las flores, de los cerros. Si las temperaturas extremas no te molestan, moja tus pies en el río y siéntate a dibujar lo que ves o a escribir lo que sientes. Llévate un poquito del Valle Sagrado de los Incas en el corazón, pues cada nueva experiencia forma parte de ti, ahora.

Viaja sin porblemas, viaja seguro con Inca Rail.

También te puede interesar: The Full Experience, tour privado por las ruinas de Pisac, el mercado y Ollantaytambo.

 

 

 

Suscríbete

Suscríbete para recibir las últimas novedades de Incarail